INTEGRACIÓN DE LA INDUSTRIA EUROPEA DE ARMAMENTOS

Desde hace tiempo analistas y expertos en la industria militar consideran inevitable la integración de los dos grandes fabricantes europeos de armamento: BAE Systems y EADS, tanto por motivos comerciales e industriales como políticos. Los equipos negociadores de ambas corporaciones habían alcanzado un acuerdo sobre los términos comerciales de la fusión, la estructura legal, la estructura del consejo y la gestión, la estrategia de negocio así como la política de dividendos a corto plazo y la política de costes. Pero han sido, precisamente, los gobiernos que están detrás de ambas empresas los que han vetado la creación del mayor consorcio aeronáutico mundial; más concretamente, el gobierno alemán se ha negado a perder su posición hegemónica en la corporación resultante, lo que ha resultado, como siempre, beneficioso para el gobierno británico que puede romper un acuerdo que no satisfacía a sus intereses transatlánticos sin haber vetado formalmente el acuerdo que habían alcanzado los equipos directivos de ambas corporaciones.  
Los responsables de BAE Systems y de EADS no han ocultado su rechazo a la decisión política que impide consolidar la industria aeronáutica y de misiles europea en un momento clave para la consolidación de posiciones en los mercados internacionales con importantísimos contratos en juego. Así, el consejero delegado de BAE Systems, Ian King, ha declarado que “estamos disgustados con el hecho de no haber sido capaces de alcanzar un acuerdo aceptable con los diferentes gobiernos” ya que considera que la fusión es una “oportunidad única” para ambas empresas; por su parte, el consejero delegado de EADS, Tom Enders, ha mostrado su confianza  en que “se presentarán otros retos en el futuro que podremos afrontar juntos”. En ambos casos, se han limitado a informar de que “ha quedado patente que los intereses de los accionistas gubernamentales de las diferentes partes no pueden conciliarse adecuadamente con los de otros o con los establecidos por BAE Systems y EADS para la fusión”. Es decir, “en lo claro no cabe la interpretación”. Sin embargo, los accionistas de EADS han recibido positivamente la noticia y las acciones de la corporación subían en la Bolsa de parís un 5,3% el 10 de octubre; por el contrario las acciones de BAE Systems cayeron en la Bolsa de Londres un 1,38%.   
Pocos días antes (4 de octubre), el Presidente Putin anunció en Ulianovsk como una de las prioridades de la política industrial rusa la integración de las empresas del sector para crear “una industria aeronáutica realmente competitiva a nivel global”. El Presidente declaró que “una fuerte industria aeronáutica es un imperativo de la seguridad nacional y de la soberanía tecnológica” del país (declaraciones en http://sp.rian.ru/Defensa/20121004/155166592.html). Estas declaraciones las realizó en el acto del presentación del nuevo avión de transporte estratégico Il-476 producido por la Corporación Industrial Unificada (AOK) y la firma del contrato de compra de 39 aviones para la Aviación de Transporte Militar por un importe de 4.500 millones de dólares, el mayor contrato para la VVS desde la independencia de Rusia en 1991. En estos mismos días, AOK anunció la firma del acuerdo con Hindustan Aeronautics LTD (HAL) para la primera fase de producción del nuevo avión de transporte militar conjunto de la categoría de 15 a 20 toneladas denominado MTA (comunicado en http://sp.rian.ru/Defensa/20121012/155245854.html). El acuerdo de desarrollo se inició en septiembre de 2010 y se prevé la fabricación de 205 aviones: 100 para la Aviación de Transporte Militar rusa, 45 para la Fuerza Aérea India y 60 destinados al mercado de exportación.

¡ESTOS NORUEGOS ESTÁN LOCOS…!

Ahora resulta que los noruegos, que en dos ocasiones han rechazado formar parte del proyecto de integración europea (en 1972 y 1994), han decidido conceder el Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea. El presidente del Comité Nobel noruego, Thorbjoern Jagland, ha declarado que “la Unión Europea recibe este galardón por sus logros en la unificación de Europa y su transformación de un continente de guerra en un continente de paz”. Y se queda tan tranquilo…Inmediatamente han surgido las reacciones, el primero, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, que tras conocer la noticia ha declarado: “Estamos profundamente emocionados y honrados por la distinción a la UE con el Premio Nobel de la Paz"; por su parte, el Presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, ha dicho que se trata de “un gran honor para sus más de quinientos millones de ciudadanos” (estas declaraciones se recogen en http://www.elmundo.es/elmundo/2012/10/12/union_europea/1350032560.html).
Este premio ya adolecía de bastantes rasgos de estupidez, no hay más que recordar el todavía reciente galardón al Presidente Obama en 2009 “por sus esfuerzos para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos. Por su visión y su trabajo por un mundo sin armas nucleares”, pero es que la concesión a la UE supera el ridículo. El mundo occidental se ha contagiado del peligroso y letal virus del “buenismo”, en el que todos somos hermanos y maravillosos, que la paz es posible de forma perpetua, en suma, que se ignora todo lo que se ha dicho y se ha escrito desde Maquiavelo y Hobbes hasta la actualidad sobre la naturaleza humana, el conflicto y las relaciones internacionales. Todo esto es peligrosísimo, solo hay que recordar el período de entreguerras y el idealismo de Briand, de los pacifistas del desarme absoluto, total y eterno, las premonitorias palabras de Carr y todo lo que ya sabemos: la Conferencia de Múnich y el estallido de la guerra más devastadora de la historia de la humanidad.

DATOS SOBRE ARMAS ESTRATEGICAS POR APLICACIÓN DEL TRATADO START A SEPTIEMBRE DE 2012

Conforme al Tratado START de 8 de abril de 2010, en vigor desde el 5 de febrero siguiente, los Estados Unidos y Rusia tienen la obligación de intercambiarse información cada seis meses sobre los ítems definidos durante la vigencia del Tratado, así como la publicación de datos relacionados con sus propios arsenales nucleares. El primer intercambio de datos se publicó el 1 de junio de 2011. Estos datos permiten verificar la reducción de los arsenales estratégicos en un período de siete años, aunque la vigencia de Tratado es de diez años. Los límites fijados por el Tratado al final del período de reducción son 800 sistemas de lanzamiento (ICBM, SLBM y bombarderos de largo alcance)  y 1.550 ojivas nucleares operativas.
Así, el Departamento de Estado americano ha publicado el 3 de octubre nuevos datos a 1 de septiembre de 2012 (http://www.state.gov/t/avc/rls/198582.htm):  
- Los Estados Unidos mantienen 1034 sistemas de lanzamiento desplegados y no desplegados, 806 desplegados y 1.722 ojivas nucleares operativas.
- Rusia dispone de 884 sistemas de lanzamiento, 491 desplegados con 1.499 ojivas nucleares operacionales.
En abril de 2010 los Estados Unidos disponían de 1.188 sistemas de lanzamiento con 5.916 ojivas nucleares operativas mientras que Rusia mantenía 809 vectores y 3.897 ojivas nucleares. Ya con datos específicos del Tratado START, en junio de 2011 los Estados Unidos informaban 1.124 sistemas desplegados y no desplegados, 882 sistemas operativos, con 1.800 ojivas nucleares, y Rusia 865 sistemas, 521 lanzadores operativos, con 1.537 ojivas nucleares. En septiembre de 2011, los Estados Unidos mantenían 1.043 lanzadores, 822 operacionales, y 1.790 ojivas nucleares, y Rusia 871 vectores de lanzamiento, 516 operacionales y 1.566 ojivas nucleares. En marzo de 2012 los Estados Unidos disponía de hasta 1.040 sistemas de lanzamiento, 812 operativos, con 1.737 ojivas nucleares, y Rusia hasta 881 sistemas de lanzamiento, 494 desplegados, con 1.492 ojivas nucleares.

Más información para los Estados Unidos en http://www.state.gov/t/avc/rls/198582.htm; para Rusia véase la entrada del blog PODER NUCLEAR DE RUSIA EN 2012 en http://www.ullderechointernacional.blogspot.com.es/2012/04/fuerzas-nucleares-de-rusia-en-2012.html  

GRACIAS A MIS SEGUIDORES, EL BLOG HA ALCANZADO LAS 10.000 ENTRADAS. SEGUIMOS EN LA BRECHA...