REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA EN EL ESPACIO

La agencia espacial rusa Roscosmos, en cooperación con la Academia de Ciencias de Rusia, pretende enviar a la Estación Espacial Internacional una bioimpresora 3D capaz de funcionar en espacios de ingravidez. El objetivo d este programa es poder crear fragmentos de tejidos vivos y órganos ultrasensibles a las radiaciones espaciales para estudiar los efectos negativos que tiene la estancia prolongada en el espacio y desarrollar mecanismos y terapias para poder paliarlos y, en su caso, restaurar los tejidos de los cosmonautas que estén sometidos a períodos extremadamente largos de permanencia en el espacio. Roscosmos ha encargado el proyecto a la corporación estatal de cohetes ORKK y a la empresa especializada Bioprinting Soluctions que serán encargadas de las fases de diseño, fabricación y pruebas antes de enviarla a la EEI en 2018.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada