AVANCES EN EL NUEVO PROGRAMA ESTATAL DE ARMAMENTOS DE RUSIA

En diferentes publicaciones hemos hecho referencia al nuevo programa estatal de armamentos que está preparando el gobierno ruso para el período 2018-2025 –por ejemplo, sobre la construcción de los destructores lanzamisiles proyecto 22350 Líder, los trabajos para un nuevo submarino nuclear de ataque de quinta generación denominado Jasky o los estudios preliminares del nuevo bombardero de largo alcance del programa PAK-DA-. El nuevo programa de armamentos continuará el que actualmente se encuentra en curso en el período 2011-2017 y que, realmente, ha supuesto un salto cualitativo en el equipamiento de las Fuerzas Armadas rusas, aunque haya hitos que se no han podido alcanzar completamente como son la entrada en servicio del caza T-50 del programa PAK-FA o el retraso acumulado en la construcción de los SSBN Borei que ha supuesto que solo se encuentren en servicio tres de las ocho unidades previstas, por citar solo los dos programas más destacados. Sobre este tema, el Viceprimer Ministro de Defensa Dimitry Rogozin anunció el 1 de diciembre que el nuevo Programa Estatal de Armamentos 2018-2025 estará aprobado en julio de 2017, afirmó que no se van a producir recortes presupuestarios sobre las previsiones iniciales y que se priorizarán los  programas que supongan avances tecnológicos decisivos. Por su parte, el Viceministro de Defensa Yuri Borisov indicó que el Programa Estatal de Armamentos hasta 2025 incluirá el desarrollo y puesta en servicio de una nueva generación de armas de precisión que aseguren una ventaja tecnológica sobre cualquier adversario. Esto se conseguirá con el desarrollo de nuevos sensores con capacidad para suministrar información en tiempo real y en cualquier condición meteorológica y con equipos de comunicaciones avanzados diseñados para transmitir información en tiempo real a los que tienen que tomar las decisiones; estos equipos incluyen nuevos sistemas de tratamientos de datos avanzados y nuevas armas guiadas de precisión. Para la guía de estas nuevas armas avanzadas se requieren sistemas de comunicaciones espaciales y toda una infraestructura de apoyo en tierra cuya responsabilidad comparten las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia (VKS) y la agencia espacial Roscosmos. Sin embargo, el gobierno ruso ha anunciado recortes adicionales en el presupuesto de agencia espacial estatal para la próxima década, que alcanza actualmente los 23.421 millones de dólares. Los programas prioritarios para el período 2016-2026 son los sistemas de comunicaciones espaciales, en particular el sistema de posicionamiento global Glonass, nuevos satélites de comunicaciones y de reconocimiento y los programas científicos. Sin embargo, el Vicepresidente primero de Roscosmos Alexander Ivanov afirmó que los programas con fines militares podrían verse afectados con los recortes del presupuesto espacial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada